jueves, 8 de junio de 2017

SABBATH ASSEMBLY: LOS RITOS DEL STONER DOOM METAL

Con ocasión de este día, escribiendo desde un atardecer de junio que está muy opaco por los violentos cambios de clima que se dan solo en los países que se encuentran debajo de la línea ecuatorial, ya que un día podemos pasar fácilmente de un sol hermoso y un cielo azul, a las precipitaciones grises que solo nos da el invierno al mejor estilo europeo, les escribiré de una banda que me ha cautivado desde que la escuche y podría convertirse fácilmente en esas bandas que pueden dividir al público más radical del metal y del rock.

Sabbath Assembly es una banda creada en el año 2009, inspirada en el culto de los años setenta, llamado “La Iglesia del Proceso del Juicio Final”, con una controvertida y particular visión alrededor del fin del mundo y Como los poderes de Cristo, Jehovah, Satanás y Lucifer, se entrelazan en una especie de alianza para juzgar a los seres humanos; una filosofía a todas luces totalmente irrisoria desde todo punto de vista, ya que no hace distinciones entre el bien y el mal. Podría comparársele con la nueva era, y sus secuaces el hinduismo, budismo y demás. Pero en esa época, todo valía, y hacia parte del libertinaje de la paz y el amor.

Fue con esta misma premisa, Dave Christian, creo el grupo en el año 2009 y a este se le había unido Jex Thoth, gran prodigio en la actualidad para el estilo Stoner rock, que se está volviendo a tocar de forma masiva, junto con grupos como Blood Ceremony, Ghost, Castle, Orchid, entre otros. Desde el inicio de su carrera se han influenciado ampliamente en las letras de este culto, ya que a Dave, el líder y alma de la banda, tenía el interés de mezclar y poner a prueba su sistema de creencias, pasando de un estricto cristianismo a ideas más alternativas. Esto se ve reflejado en los trabajos de la banda que son “Restored to One”, “Ye Are Gods”, “Quaternity” y “Sabbath Assembly”.

Para la presente ocasión me centrare en su última producción discográfica titulada “Rites of Passage”, en la cual parece seguir la misma línea de su concepto inicial, agregándole ingredientes como el Armagedón y una súplica por ver a los mencionados dioses de esta secta antes de dicho juicio.
Musicalmente para esta producción se conforma de Johnny DeBlase en los bajos, Kevin Hufnagel en la batería, Dave Nuss o Dave Christian en la batería, Jamie Myers como vocalista y que viene colaborando desde el disco Ye Are Gods, y Ron Varod en las guitarras. Este quinteto conformo la alineación de lo que sería el banquete sonoro que nos dieron a conocer para aquellos fans que no se conforman con ver lo tradicional, sino empujan sus límites musicales, en esa búsqueda insaciable de nuevos sonidos.

En cuanto al sonido que nos presenta, podemos decir que es más Stoner Rock y Doom Metal de lo que fueron en un principio, hay una mayor presencia de guitarras, tanto eléctricas como acústicas, sacando lo que son los violines y el sintetizador, utilizados en sus primeras producciones, para pasar a un estilo directo y crudo, que se identifica con el público metalero.

Respecto a las letras, podemos decir que se alejan de la visión romántica del proceso del juicio final, su retorcida conspiración y su ciega devoción, para pasar a un existencialismo muy real, y visionario del cercano Armagedón que pretenden profesar en sus letras, dando como resultado una música en muchos aspectos clara y en otros oscura. En muchas letras se menciona a Dios, pero asociándolo con este culto liberal, Dios pasa a ser solo una dicotomía, ya que no sabemos si es del todo el Dios bueno o el Dios Malo. Recomiendo para una primera aproximación al trabajo de estos Neoyorquinos, las canciones     Shadows Revenge, Angels Trumpets y Does Live Die.

En resumen es un buen disco para todos aquellos que deseen disfrutar de estilos novedosos, vanguardistas al mejor estilo vintage o retro clásico. Quizás esta banda no tiene todo el arrastre que tiene los suecos Ghost y sus canciones populares, pero lo recomiendo mucho, por ser sencillamente original y ser ellos mismos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario