jueves, 6 de julio de 2017

TENEBRARUM: EL SOL NEGRO DEL METAL ANTIOQUEÑO

Los antioqueños Tenebrarum, quienes han hecho música por más de 10 años, han vuelto a traernos un compilado que sacaron hace 21 años, y que es el momento ideal de tenerlo como coleccionista consabido que defiende el metal nacional.

Sol Negro es la unión de los dos primeros trabajos discográficos de la banda, El Vuelo de las Lamas, y Visiones del Horror, dos joyas del metal gótico Antioqueño, que han pasado ser obras del culto dentro del underground mundial, gracias a la crudeza de su instrumentación que da un aire oscuro a las grabaciones realizadas. En verdad considero que esta pieza debería estar en los anaqueles de los que se dicen llamar metaleros, porque más que apreciar lo internacional, no debemos dejar a un lado los aportes realizados por nuestros exponentes, mencionando lo bien que han dejado la escena colombiana en el exterior.

Para la alineación de este compilado se ha contado con la participación de David Rivera en los violines, Juan S. Ochoa en los teclados, Mario Aponte en la vocalización de estos dos trabajos, Walter Tamayo en los bajos, Dora Velez en la vocalización, y Daniel Builes en la batería. Vale la pena resaltar que este álbum, fue grabado en los estudios Hangar y Sarabanda, agregando que las tres últimas canciones en vivo fueron grabadas en el teatro Carlos Vieco en el año 1993. Estos datos nos dan un acercamiento de las condiciones sonidos y demás utilizados para crear dichas grabaciones que resultaron en discos agresivos y cautivantes, sobre todo en la primera etapa de la gestación de la banda, creería en mi concepto una etapa crucial para lo que nos mostraría más adelante.

Algo de lo que quiero hacer hincapié en esta agrupación, es el dinamismo y la versatilidad que han tenido para transformar su música, sin salirse del lado metal, pero sin tampoco salir de su concepto gótico. Si comparamos este álbum con Voices por ejemplo, podemos apreciar que hay variaciones entre el uno y el otro, pero su esencia se mantiene intacta en los dos discos, lo cual nos hace entender que tan grande son los músicos que conforman en la actualidad Tenebrarum.

Respecto a Sol Negro, quiero mencionar que instrumentos como el violín de David Rivera se estaba asomando al concepto primario de esta generación, el cual suena muy acertado y sería un instrumento obligado en las futuras producciones. Esto lo podemos escuchar con claridad en canciones como el Vuelo de las Almas, tema insignia de este disco y de la banda, el cual logra crear una atmósfera como si literalmente nuestra alma estuviera volando en un bosque sombrío.

Obviamente recomiendo mucho este álbum, en su conjunto es una muy buen trabajo realizado, crudo pero a la vez exquisito, pero si debo hablar de canciones las favoritas serian La Violencia, Sol Negro, Ilusa, El Vuelo de las Almas, Sarcoma y Balneario de la Muerte. El cover de Astaroth Aullido Sepulcral, está muy bien ejecutado, recordándonos los tiempos de la extinta banda.

Por todas estas razones y más, a los que deseen apoyar nuestra escena colombiana, para que las bandas puedan sobrevivir en la misma, y  agrupaciones legendarias no cuelguen los guayos como algunas ya lo han hecho, compremos trabajos y reediciones como Sol Negro. Reediciones como estas, no se encuentran tan fácilmente a la vuelta de la esquina; pero más allá del comprar o intercambiar, hagamos sentir a las bandas que su trabajo vale y que su esfuerzo es realmente reconocido por todos nosotros, vayamos a los conciertos, compremos su merchandising y demás. No dejemos morir la escena del metal colombiano, referente en el underground nacional.


sábado, 24 de junio de 2017

ANATHEMA: LOS OPTIMISTAS DEL SONIDO PROGRESIVO LLEVADO A SU MÁXIMO ESPLENDOR

Aprovechando la ocasión que esta banda pisara suelo colombiano por primera vez, después de muchos años, después de una larga espera, para ver una de las bandas más prolíficas del metal y rock, hablare del disco The Optimist de la banda Anathema.

Esta banda británica, desde sus inicios ha influenciado el género Doom desde sus inicios, con álbumes tan recordados como el Pentecost III, Serenades, y el famosísimo, The Silent Enigma, pieza de colección obligada para todo aquel que este consagrado dentro del mundo del metal. 

Posteriormente cambia su sonido a melodías progresivas y menos regidas como en el caso de Eternity y el alternative 4, para pasar finalmente a producciones como Judgement A Fine Day To Exit o Weather Systems, en donde vemos claramente una consolidación de su sonido, lleno de una melancolía profunda y emoción, pero a la vez tranquilidad; lleno de euforia pero a la vez de calma. Anathema a pesar de los cambios del sonido tan bruscos y radicales que ha tenido con el paso del tiempo, se ha ganado el respeto de los metaleros, por su notable contribución al género y a la sensibilidad y arquitectura de sus canciones.

En junio del presente año, sacaron su más reciente producción The optimist, un disco que sería la continuación de la historia conceptual que retrataron en el disco A Fine Day To Exit, un viaje sonoro, que termina en este álbum conceptual, haciendo un recorrido por los diferentes sentimientos en la vida del ser humano, pasando por el miedo, la incertidumbre, la esperanza y el amor. Las letras vienen articuladas, de tal modo al final de la grabación, que destino que se estaba buscando desde el anterior álbum mencionado, finalmente lo haya encontrado como dice en una de las frases de la canción Back to The Start

Lo ves ahora?
Lo ves ahora?
Y nuestras vidas viniendo,
De vuelta al principio.

De vuelta al principio...

Finalmente el ciclo se cierra para darnos a entender que este es infinito, y que siempre vamos al volver al principio de nuestros pensamientos y cosas.

Dentro de la parte sonora puedo destacar que hay un impecable trabajo por parte de las guitarras de los hermanos Cavanagh, dando como resultados trabajos en las guitarras resaltados en canciones como Springfield y The Optimist. Por otro lado la voz de Lee Douglas para este disco ha sido destacada como en los anteriores trabajos y logra darle más presencia al trabajo de los músicos.
La ejecución de la batería por Daniel Cardozo, resalta por los cambios de tempos en canciones como The optimist y Can´t Let Go, que logran dar un buen corte a la canción, haciendo que sea más impactante y eufórico en medio de la calma. Otras de las canciones donde se puede apreciar con detenimiento es en Springfield, en donde vemos la utilización de los platillos que adicionan emoción a la composición.

Otro aspecto importante a resaltar, es el trabajo de atmosferas que se maneja en las canciones 32.63N 117.14W (si buscan esta ubicación por Google, los aterrizara cerca de la avenida interestatal Silver Strand en California) y la parte final de Back To The Start, intro y canción final respectivamente, ya que dan la sensación de iniciar un viaje en un carro con un buen descenlace. Otras atmosferas interesantes a destacar se encuentran en las canciones San Francisco, sin caer en lo electrónico, pero hace hincapié sutilmente en el. Todo lo anterior se debe agradecer al trabajo de los teclados a cargo de Danny Cavanagh, John Douglas, trabajando en melodías trascendentales como se ha venido trabajando en estos últimos años.

Como dato importante a resaltar es que hay un protagonismo mayor de los violines a comparación del anterior disco Weather Systems. Esto es muy interesante porque le da un aire más progresivo y a la vez emocional a este trabajo.


En este caso si se me hace complicado dar canciones en específico como mejores, porque este álbum tiene una gran calidad y merece ser escuchado de forma completa. No tiene ningún desperdicio y a la vez , es muy agradable y fascinante escuchar a Anathema en todo su esplendor, apreciar lo que podría ser uno de los mejores álbumes para este año. Esperemos que su repertorio para nuestro país sea el mejor.

jueves, 8 de junio de 2017

SABBATH ASSEMBLY: LOS RITOS DEL STONER DOOM METAL

Con ocasión de este día, escribiendo desde un atardecer de junio que está muy opaco por los violentos cambios de clima que se dan solo en los países que se encuentran debajo de la línea ecuatorial, ya que un día podemos pasar fácilmente de un sol hermoso y un cielo azul, a las precipitaciones grises que solo nos da el invierno al mejor estilo europeo, les escribiré de una banda que me ha cautivado desde que la escuche y podría convertirse fácilmente en esas bandas que pueden dividir al público más radical del metal y del rock.

Sabbath Assembly es una banda creada en el año 2009, inspirada en el culto de los años setenta, llamado “La Iglesia del Proceso del Juicio Final”, con una controvertida y particular visión alrededor del fin del mundo y Como los poderes de Cristo, Jehovah, Satanás y Lucifer, se entrelazan en una especie de alianza para juzgar a los seres humanos; una filosofía a todas luces totalmente irrisoria desde todo punto de vista, ya que no hace distinciones entre el bien y el mal. Podría comparársele con la nueva era, y sus secuaces el hinduismo, budismo y demás. Pero en esa época, todo valía, y hacia parte del libertinaje de la paz y el amor.

Fue con esta misma premisa, Dave Christian, creo el grupo en el año 2009 y a este se le había unido Jex Thoth, gran prodigio en la actualidad para el estilo Stoner rock, que se está volviendo a tocar de forma masiva, junto con grupos como Blood Ceremony, Ghost, Castle, Orchid, entre otros. Desde el inicio de su carrera se han influenciado ampliamente en las letras de este culto, ya que a Dave, el líder y alma de la banda, tenía el interés de mezclar y poner a prueba su sistema de creencias, pasando de un estricto cristianismo a ideas más alternativas. Esto se ve reflejado en los trabajos de la banda que son “Restored to One”, “Ye Are Gods”, “Quaternity” y “Sabbath Assembly”.

Para la presente ocasión me centrare en su última producción discográfica titulada “Rites of Passage”, en la cual parece seguir la misma línea de su concepto inicial, agregándole ingredientes como el Armagedón y una súplica por ver a los mencionados dioses de esta secta antes de dicho juicio.
Musicalmente para esta producción se conforma de Johnny DeBlase en los bajos, Kevin Hufnagel en la batería, Dave Nuss o Dave Christian en la batería, Jamie Myers como vocalista y que viene colaborando desde el disco Ye Are Gods, y Ron Varod en las guitarras. Este quinteto conformo la alineación de lo que sería el banquete sonoro que nos dieron a conocer para aquellos fans que no se conforman con ver lo tradicional, sino empujan sus límites musicales, en esa búsqueda insaciable de nuevos sonidos.

En cuanto al sonido que nos presenta, podemos decir que es más Stoner Rock y Doom Metal de lo que fueron en un principio, hay una mayor presencia de guitarras, tanto eléctricas como acústicas, sacando lo que son los violines y el sintetizador, utilizados en sus primeras producciones, para pasar a un estilo directo y crudo, que se identifica con el público metalero.

Respecto a las letras, podemos decir que se alejan de la visión romántica del proceso del juicio final, su retorcida conspiración y su ciega devoción, para pasar a un existencialismo muy real, y visionario del cercano Armagedón que pretenden profesar en sus letras, dando como resultado una música en muchos aspectos clara y en otros oscura. En muchas letras se menciona a Dios, pero asociándolo con este culto liberal, Dios pasa a ser solo una dicotomía, ya que no sabemos si es del todo el Dios bueno o el Dios Malo. Recomiendo para una primera aproximación al trabajo de estos Neoyorquinos, las canciones     Shadows Revenge, Angels Trumpets y Does Live Die.

En resumen es un buen disco para todos aquellos que deseen disfrutar de estilos novedosos, vanguardistas al mejor estilo vintage o retro clásico. Quizás esta banda no tiene todo el arrastre que tiene los suecos Ghost y sus canciones populares, pero lo recomiendo mucho, por ser sencillamente original y ser ellos mismos.


lunes, 5 de junio de 2017

ETHEREAL: LA OSCURIDAD ETÉREA DE REGRESO

Hace muy poco, me encontré con los agentes de la disquera Viuda Negra Music, en un mercado que me encontré con una re edición que estaban dando a conocer, una pieza angular de la escena metalera llamada “As Sad as Beautiful”. En ese momento, recordé los momentos donde lo había escuchado, en un cassete sucio y viejo que por ahí anda entre los desórdenes mentales de mi cabeza, y la cantidad de discos y cds que tengo arrumados en mi habitación. Sé que para muchos, es un disco que evoca más de un recuerdo, un concierto, una situación, e inevitablemente se vuelve parte de nuestra historia.

Debo decirlo y con mucho orgullo, esta fue una de las épocas especiales que tuve con el género musical más corrosivo y pesado que se encuentre en la faz de la tierra. Un género que tiene cada día admiradores y detractores por igual, porque este a su vez, no tiene medias tintas, sencillamente lo amas o lo odias. Un género que nos trae alegrías y tristezas, en un mundo en donde somos constantemente rechazados y etiquetados.

Pasando al tema que nos atañe en esta ocasión, corría el año de 1998, y nueve personas en la ciudad de Bogotá, le ponían alas a un sueño llamado Ethereal,  banda insignia de la época de apogeo que tenía la escena. Los integrantes para esta época eran:  Sander Bermúdez en la batería, Reinel Bermúdez en los teclados, Daniel Paz en la batería, Natalia Fuentes en la flauta, Alex Carranza y Byron Pérez en las guitarras, Maritza Pacheco en los violines, John Cadena en los vocales masculinos y finalmente con Ana María Botero en las vocales femeninas. Su debut con este demo, causo una revolución entrañable en el sentimiento metalero de la capital, que podemos enmarcar como un Black Metal Gotico, pues tanto en la composición como en la música, tiene los dos elementos anteriormente mencionados.

Hoy en día es una de las bandas consolidadas con un sello muy particular, por su distintivo sonido que con el paso de los años ha evolucionado notablemente para ser más vanguardista. Pero este no es el tema que vamos a abordar, pues no vamos a centrar en su primer EP.

“As Sad as Beautiful”, es un trabajo de solo cuatro canciones entre las que se encuentran In “Dreams of Dust”, “Melancolía”, “Far Memories”, para cerrar finalmente con el tema que da nombre a la producción: “As Sad as Beautiful”. A pesar de tener poca durabilidad, tiene mucha sustancia en cuanto a los arreglos musicales, las guitarras y las notables baterías y las vocales, razón por la cual se les reconoció rápidamente y logro gran aceptación en el público underground de la época.

En cuanto a las voces de Cadena  podemos decir que hace un aleatorio entre las voces guturales estilo Death Metal y las agudas al estilo Dani Filth (vocalista de la agrupación Cradle Of Filth), para el caso de Black Metal. Pero en este disco se centró en el aspecto gutural. Aun así, hace un buen trabajo y logra dar un buen matiz a las canciones, de esta manera reconociendo su buen trabajo en las voces que posteriormente exploraría más en sus posteriores trabajos.

El sello especial de Ethereal en estos primeros años de carrera musical fue la voz de Ana Botero, un matiz de voz que no se puede encontrar en otra banda de su categoría, y que le logro dar la atmosfera necesaria para una de las canciones insignia de esta banda: “Melancolía”, que después de muchos años, recordamos con el mismo sentimiento de alegría que en ese entonces se grabó. Podríamos decir que Botero marco un antes y un después de la vocalización femenina del Black Metal. Infortunadamente no se encuentra con la banda, pues sería interesante ver su evolución vocal dentro del metal. Para los que no sabían, se encuentra comandando una agrupación llamada Rott Violent. Desde acá le enviamos muchos saludos y esperamos siga cosechando éxitos en esta nueva faceta vocal.

Un elemento adicional y que se vería resaltado a través de su segundo trabajo discográfico fue el trabajo notable de los teclados, violines y flautas. Estos logran dar un dinamismo a las canciones y ese toque gótico oscuro que caracteriza a este EP. Aunque el violín y la flauta no se encuentran en el renovado estilo de Ethereal, Reinel hace un destacado trabajo en los teclados que se ve reflejado en la evolución de la banda.

En lo personal me gustan las baterías y guitarras presentadas para este trabajo, pues se nota el trabajo el peso y la presencia en canciones como In “Dreams of Dust” y “Melancolía”. Para el caso de la batería, no es tan ágil y veloz como en su segundo disco, sino que es lento y profundo. De todas maneras, sigue siendo muy bueno toques de batería. Ni hablar del trabajo de las guitarras, pues en estas se destacan solos importantes y recordados como en el inicio de la canción “Melancolía” y “As Sad as Beautiful”.

En resumen, es un disco que todo fanático y seguidor del metal debe tener. Se trata de unos de los trabajos más importantes que logro marcar a una generación en el metal, y que nos permite visualizar como distintas agrupaciones se esfuerzan por entregarnos propuestas originales para el desarrollo de la escena musical colombiana, que poco a poco, y con mucho esfuerzo, se logran destacar a nivel internacional.


Reitero mi invitación como de costumbre lo realizo en mis reseñas, para que apoyemos nuestras bandas, su trabajo, sus conciertos... etc. Es muy importante para lograr que se realicen festivales de mayor envergadura en nuestro país, y que los músicos saquen cada vez material de mejor calidad. Recordemos que no tenemos grandes sellos discográficos a nuestro favor, nos tenemos a nosotros mismos para cambiar y dar crecimiento a la escena. De nosotros también depende que una banda como Ethereal este más presente y quizás, por qué no, en varios de grandes festivales mundiales que se realizan.

miércoles, 31 de mayo de 2017

LOS FORMATOS MUSICALES: VENCIENDO EL MITO DEL INTERNET Y SOBREVIVIENDO EL PASO DEL TIEMPO

La industria de la música ha tenido varios altibajos en los últimos años. Para nadie es un secreto que con la invasión del Internet en cada uno de los hogares, se ha vuelto más fácil conseguir los temas más predilectos para ser escuchador en un computador, Tablet o celular. Lo anterior ha llevado al cierre de más de una compañía de discotiendas alrededor del mundo. Empresas como Prodiscos, Tower Records, Discos Bambuco, han pasado a ser solo un recuerdo para las personas que nos empiezan a salir más de una cana en el cabello y en la barba, hablo de las personas que nos pasaron por delante los treinta años de vida.

Otro de los gremios duramente golpeados por esta situación, ha sido los músicos y todos aquellos que derivan de esta forma de arte. Básicamente porque se ha tenido que replantear las formas de adquirir dinero para sobrevivir en este oficio, el cual cada día se ha vuelto más complicado existir y vivir de él. Lo anterior no aplica para artistas de gran “target” como Shakira, Lady Gaga y demás que pertenecen a la categoría de artistas populares, de gran reconocimiento alrededor del mundo. Lo anterior gracias a su supuesto “talento”, que en muchos casos, han sido grandes obras de ingeniería digitalizada, pero con poca sustancia. Dicha manera como se ha encaminado la industria en los últimos años, ha sido duramente criticada por artistas como Charly García, quien ha hecho grandes obras para la posteridad, que aún siguen siendo recordadas por las jóvenes generaciones. Esto es la prueba más fehaciente que existe sobre la esterilidad que vive este arte actualmente.

Después de este panorama poco alentador que se vislumbra con los factores en contra que se tienen para comprar un disco compacto, un LP, o un cassette, vemos que la industria se reinventa de formas, que las estrategias de mercadeo más osadas, no han podido borrar de la faz de la tierra, y es que poco a poco, estamos volviendo a la época de disfrutar las emociones que da para los melómanos consumados las 24 horas del día, adquirir una producción física de nuestros cantantes favoritos. En este artículo no voy a hablar de estadísticas de ventas, sino de emociones personales que muchos tendrán en común, con ese anhelo de” comprar música”, que solo se podría comparar con ver a nuestros artistas en vivo.

Para ser corto el relato, hasta los años 2000 aún seguía siendo un negocio adquirir compactos de música, fuera la categoría que fuera, porque aparte del sonido que se puede reproducir aun en los actuales equipos de sonido, venía con aditamentos bastante atractivos, como el diseño de las caratulas, las fotografías y las letras de las canciones impresas, sentías que era tu disco, tu manera de ser, tu identidad, y todo ello embragaba de felicidad, aparte de la sensación de no poder esperar llegar a la casa para colocarlo, disfrutar y cantar.
Indudablemente el paso de la tecnología llego a hacer mella en los sentimientos de los melómanos, conformándonos solo con descargar las canciones, y tenerlas alojados en nuestro computador, coleccionando de esta manera muchos títulos, pero no prestándoles demasiada atención, y si le adicionamos que en muchos casos es gratis, con el tiempo se vuelve menos interesante y se carece muchas veces de esa identidad que solo la "melomanía" puede producir. Este flagelo se vivió por más de 10 años, llegando a corroer la entrañas de un arte que parece cada día más prostituido por el marketing, y llevando a las masas en mi opinión a ser imbéciles, y serviles de lo material. Lo digo personalmente por la mayoría de pop comercial, reguetón,  Rock y demás géneros con la etiqueta “comercial”, que en mi experiencia deja mucho que desear a la inspirada generación hace muchos años atrás que logro crear himnos resistentes al paso del tiempo.

Sin embargo y para la felicidad de muchos, se ha vuelto al viejo comercio, al intercambio de material, a la compra en físico de títulos antiguos y nuevos, renovando de esta manera la pasión por este bello e influyente arte. Tal vez ya no se encuentren las reconocidas tiendas monopolizadas como” Virgin”, que en un principio quisieron hacerse de las suyas apropiándose del mercado, estableciendo bajo sus propios parámetros que vender y que no, que material fonográfico censurar y cual no, para los criterios de la moral hipócrita que aún subsiste entre nosotros. En esta época, el comercio es más natural, libre de agentes de censura que la contaminen, cuyos propietarios de tiendas, han forjado sus nombres, más a una pasión latente, que a las leyes de posicionamiento de marca, y eso es lo que los mantienen vivos en una selva de cemento inmisericorde con sus habitantes.

La mayoría de estos centros de acopio de emociones y sentimientos, se encuentran ubicados en el centro de la ciudad y se hacen llamar Mort discos, el Templo de la Música, Rolling Disc… etc. Estas tiendas viven de los intercambios ventas e importaciones de títulos, ya que muchos de ellos tienen títulos que solo son conocidos por muy pocos ya que en nuestro país no son fáciles de conseguir. Hay que hacer el sacrificio de pagar un dinero de mas, para hacerse con uno de estos títulos, pero para un melómano de corazón, esto siempre lo valdrá.

La otra modalidad es la del mercado” face to face”, la compra personal a pequeñas tiendas donde aparte de música se vende artículos relacionados a la misma, como camisetas, manillas, gorras y demás. Lo anterior para dar una identidad fortalecida, especialmente en este caso a los aficionados al metal. Para una mayor ampliación, dejo un enlace que había escrito meses atrás acerca del marketing del metal.


Considero como una de las mayores ventajas a la hora de adquirir material físico es sin lugar a dudas el sonido de las canciones. Uno de los obstáculos que no ha podido sobrepasar el intercambio de la música por internet, es el de la fidelización del sonido y de poder escuchar la instrumentalización completa y las liricas de una forma fiel. El traspaso de los archivos por medio del formato MP3, hace que pierda muchas de las connotaciones más importantes como los bajos y la nitidez de la instrumentación. Esa es una de las importantes razones para el regreso del formato análogo. Hoy el proceso de elaboración esta perfeccionado respecto a 20 años aunque resulta más costoso de producir en la actualidad.

Hablando algo de los precios, para nadie es un secreto que producir material tiene costos un poco más elevados que antes, por lo cual, la labor de hacer llegar los sonido por formato físico, se enmarque solo en el mercado de los coleccionistas, por lo cual no es algo tan masivo en estos días. Para ello disqueras como Tango Discos y RPM Records, tienen clara esa tendencia; razón por la cual, tienen sus locales en sitios estratégicos, que se encuentran en la mayoría en el Norte de Bogotá, que es la población que acostumbra en su mayoría a invertir en este material, al igual que en libros y revistas.

Para dar una gran conclusión a este tema, es cierto que el boom de los acetatos, los cassettes y los compactos no ha sido tan grande, pero no ha sido lo suficientemente pequeño para morir. Hay muchos entusiastas que insisten en no dejar morir la felicidad que da al comprar un disco. Nada ni nadie lo podrá comparar. Muchas veces escuchar una canción, es mejor que un orgasmo sexual, porque los ritmos se vuelven un orgasmo que duran una eternidad en la cabeza y retumban cada vez con más fuerza diez o veinte años después que se toca esa vieja canción en un equipo de sonido, un tornamesa o una grabadora. Las nuevas generaciones harán que ese sentimiento se renueve y perdure con el paso del tiempo, que gozaran pinchando el disco a todo volumen en su casa.


martes, 30 de mayo de 2017

AISTHESIS: LA IRA CHILENA HACIA EL FIN DEL MUNDO

Después de bastante tiempo si escribir para mi blog y teniendo que poco a poco ha tenido acogida entre los lectores que buscan conocer más de temas apasionantes como la música, he decidido activar nuevamente las palabras que se entrelazan para dar nuevos conocimientos. Decidido a salir de la zona de confort que proporciona escribir de bandas más o menos conocidas, y en amplio intercambio de CD`s de Rock y Metal, aquellos que da más orgullo de conseguir por el simple hecho que no pertenecen a la masa de los códigos de barras en muchas ocasiones, me topé con una adquisición que no estaba presupuestada, pero ha sido bastante acertada en muchas aristas, y corroborando que no ha sido una mala compra.

La banda que les vengo a referenciar se llama Aisthesis de Chile, una banda que se ha hecho un nombre en su país desde el año 2005 y para este tiempo tiene 4 trabajos discográficos. En esta ocasión les hablare de su LP grabado en el año 2009 llamado “The Eon of Wrath”, publicado en el año 2010. Para el desarrollo musical y la composición, participaron Skarh en las guitarras, Argoth en los teclados Tralkan en la batería, Sanguis Nigrum en las voces y Pravis en las baterías. Se aclara que en el momento no dispongo de los verdaderos nombres para identificarlos como debe ser.

Su estilo musical se encuentra entre el Dark y El Black Metal, puesto que se encuentran elementos musicales entre los dos géneros, como la batería veloz y contundente que se distingue a lo largo de la producción, así como la utilización de teclados que le dan un aire oscuro, en correspondencia a lo descrito en las letras de las canciones, pues estas abordan temas escabrosos de la religión como los pecados, y en otras, además de la falta de escrúpulos, realización y misantropía que vive la humanidad en estos últimos tiempos. Todos estos temas son abordados de una manera clara y amplia en este disco.

Me llamo la atención el profesionalismo y la ejecución de los instrumentos utilizados para el desarrollo de este trabajo, además de la masterización y la inclusión de instrumentos como los violonchelos, que le dan un aire más clásico y a la vez más oscuro, desarrollando de esta manera un trabajo de gran calidad, logrando crear atmosferas musicales llenas de oscuridad y agresividad. En verdad cuando escuche las canciones, estaba escuchando una banda europea.

Me gustan las tonalidades en la voz de Sanguis Nigrum, se percibe que hace un gran esfuerzo de mantener una forma de cantar única, aunque no se puede negar la influencia de Black Metal, que está muy latente durante toda la producción. Los teclados están muy bien trabajados y lo importante es que no satura la música, sino que en este caso es más bien el complemento de la misma. Personalmente me gusto las letras, están muy bien estructuradas y van de acuerdo con la filosofía que busca transmitir el grupo en este disco.

Recomiendo escucharlo de manera completa, pues cada canción trata de diferenciarse a la otra en todo sentido. Como canciones recomendadas de este disco escuchen los temas Black Sea of Vanity, Missioner of Fear, Sin's Garden y Sangre de ángel. Adicional el disco trae un video de la canción Black Sea of Vanity, realizado por ellos mismos y de muy buena calidad, además de tener una buena postproducción.


Así que si tienen la oportunidad de adquirir este trabajo los chilenos, les recomiendo que lo hagan y apoyemos el metal sudamericano, que cada vez está adquiriendo un matiz más internacional que nos permitirá identificarnos de los países europeos y norteamericanos en este sentido. Aisthesis es una gran banda, con un sello que rápidamente les va a permitir posicionarse entre los favoritos de Suramérica, aparte de la conocida escena brasilera. Solo queda esperar su próximo trabajo discográfico PL4N3T4RIUM, que sale para el presente año.